28 noviembre, 2017 MarioAranaga 0Comment

Ya no se trata del normcore, ahora la cosa va de combinaciones casuales, cómodas y urbanas donde las protagonistas son piezas de las marcas deportivas de toda la vida, me refiero a Kappa, Fila, Adidas Originals y a los clásicos de Reebook y Nike.

Ya ustedes lo saben, ninguna industria pone adjetivos como la moda, rápida y efectivamente. A la onda “normal” ahora le sale la última novedad, la han bautizado Sportcore y la definen como la tendencia donde el estilo deportivo evoluciona en combinaciones que mezclan la indumentaria regular con prendas de las etiquetas de ropa deportiva de toda la vida. Track pants, chaquetas, sudaderas, medias y los infaltables zapatos de goma reinan por doquier. Redes sociales, editoriales de moda, catálogos y vitrinas se rinden a un look fácil e interesante que cada día cautiva a más seguidores, los hombres, por ahora llevan la delantera, pero como son combinaciones sin género, es cuestión de tiempo que todos se unan a una tendencia con mucho futuro.

El jeans, con su espíritu universal, se convierte en pieza angular para construir el sello de distinción de cualquier look sportcore. Combinado casi con cualquier otro elemento de estilo deportivo el denim funciona sin aparente esfuerzo, estamos, sin duda, ante el nuevo valor de lo casual.

Los track pants son un denominador común en las combinaciones más interesantes, con blazers, chaquetas de cuero y hasta con camisa y corbata son una pieza en alza.

El terciopelo y la pana de reminiscencia años setenta son las texturas a elegir cuando decidamos invertir en una pieza deportiva de nueva generación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *