26 agosto, 2017 MarioAranaga 0Comment

Si algo bueno ha dejado el vertiginoso ritmo de la moda actual es la  convivencia en armonía de infinitas tendencias, la legión de botas que saturan vitrinas, editoriales y las fotos del street style es un buen ejemplo para entender que hoy las cosas son diferentes.

En temporadas pasadas este tipo de calzado era casi de uso exclusivo de las estaciones de otoño e invierno, la mayoría de las veces en combinaciones predecibles y sin mucho ingenio. Las versiones millennials son otra cosa, primero son libres de uso con frío o no tanto, se ven con faldas pero también con shorts, las de hay de terciopelo y hasta flexibles como una media, se ven diseños hasta el tobillo, pantorrilla y algunas infinitamente largas que llegan al muslo, en conclusión hay una para cada estilo y la manera de lucirlas dependerá del ingenio, presupuesto y silueta de cada una.

Terciopelo de luxe
Es un material que invita a lucir una combinación femenina y sofisticada. Con un vestido o con los pantalones adecuados pueden ser una buena opción para conseguir esa subida de tono necesaria cuando el look es muy casual. Por ejemplo, unas botas de terciopelo hacen la diferencia si vas vestida completamente con piezas de denim o jeans.

 

Brillantes y estilo corsario
Las botas altas son exigentes con la silueta y con la ropa con que lucirlas. Por lo general son piezas que resaltan mucho y se deben combinar con vestidos simples y bien diseñados, siempre cuidando el maquillaje y el peinado, no recomiendo exagerar.

 

Las más modernas
Las botas estilo media son las recién llegadas y se han convertido en uno de los pares más fotografiados del momento. Las versiones son muchas y muy variadas, las hay de lujo hasta los modelos de  low cost, pero hay que tener en cuenta que son pares que deben combinarse con piezas divertidas y con carácter, son botas para las audaces.

 

Las todo terreno
Las ideales para caminar y trabajar todo el día no renuncian al estilo, las hay estampadas, de gamuza, con remaches y hasta de terciopelo, tienen en común su poco o ningún tacón y muchos detalles de diseño. Estos pares funcionan con vestidos over size, con jeans y con muchas combinaciones básicas y cómodas.

 

 

Este modelo domina las editoriales y portadas del otoño, son botas que nos hacen soñar con mujeres de piernas infinitas y profesiones peligrosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *