30 agosto, 2017 MarioAranaga 0Comment

Definiendo el área gris que existe entre el blanco y el negro, ese es el color Off-White

No está fácil definir la esencia de esta marca de moda urbana. Desde su creación en 2012, su fundador el DJ Virgil Abloh, la ha presentado casi como una filosofía de vida, siempre con un lenguaje muy gráfico y visual pero la verdad no muy claro. Es evidente que es una etiqueta millennial con una altísima exposición en Instagram y otras redes sociales, pero llama la atención el poder de influencia que ha generado en el llamado establishment de la moda, Anna Wintour inclusive, sin contar el notorio éxito de ventas y su posicionamiento en las principales tiendas on-line de superlujo.

Siempre han dejado claro que las raíces de Off-White están en la cultura global y con una visión del buen gusto único y particular, también han manifestado que no siguen necesariamente las tendencias de la moda y su ropa es para todo el mundo. Con base en Milan y una primera tienda física en Hong Kong, sus diferentes líneas de indumentaria y accesorios cuidan con celo los materiales, la sastrería y sus procesos de fabricación.

Para Virgil Abloh, diseñador y fundador, su marca abraza el momento actual de una manera sofisticada, “somos una marca joven con un lenguaje millennial en un mundo complejo, las audiencias investigan y buscan los mensajes que ven en Instagram, nosotros estamos hablando de moda pero también estamos hablando del mundo “.

El “industrial belt” es una de las piezas de culto de Off-White

 

Más allá de prendas aisladas lo que sorprende es el efecto que produce mezclar y combinar los productos de la marca con otras piezas de ropa y accesorios

 

Los zapatos y sus numerosas colaboraciones o mejor dicho intervenciones han convertido al diseñador de Off-White en uno de los diseñadores del momento

https://www.off—white.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *