17 octubre, 2017 MarioAranaga 0Comment

Acabo de ver Blade Runner 2049 (película de género neo-Noir y ciencia ficción) y no pude evitar recordar las extraordinarias imágenes de la ropa y el estilismo de los personajes de la primera entrega de  Blade Runner (Ridley Scott, 1982).

Basta ver los estilismos de los personajes principales para darse cuenta de la enorme influencia que tuvo la primera entrega en las propuestas de moda que hoy dominan el mercado, las replicantes violentas y seductoras mezclan la estética punk y gótica con piezas vintage y peinados superelaborados (con pollinas/flequillos  a granel) los abrigos de los policías y la esmerada atención al maquillaje femenino son realmente dignos de resaltar.

Sin duda, la película es una lección de dirección de arte e indumentaria, una propuesta donde robots hiperreales se mezclan con policías solitarios en medio de una oscuridad y un caos estremecedor. Carla Juri, Harrison Ford, Ryan Gosling, Robin Wright, Mackenzie Davis y Ana de Armas en la última entrega y las inolvidables Sean Young (Rachael), Daryl Hannah (Pris) y  Rutger Hauer, son los actores que mejor han  expresado la magia de un grupo de personajes inolvidables.

 

PRIS, el personaje que interpretó Daryl Hannah en la primera entrega es simplemente alucinante, el pelo desteñido, el maquillaje y las combinaciones que lució son perfectas y atemporales, el maxi abrigo de peluche, los zapatos con calentadores, el antifaz maquillado…

La serena belleza de Rachael, Sean Young, personaje presente en ambas entregas, es un maravilloso ejemplo del poder del estilo vintage, sus perfectos labios rojos y un peinado de la década de los años cuarenta conviven con los talleres más severos y a la vez sumamente seductores.

Tanto Harrison Ford, de joven y no tanto, como Ryan Gosling, interpretan con sus combinaciones oscuras e intencionalmente descuidadas, al policía implacable pero también extrañamente romántico. Las camisas con corbata de Ford y las franelas de Gosling funcionan perfectamente debajo de los abrigos largos y oscuros.

El coro de personajes femeninos de las dos entregas representan diversidad de caracteres y de tipos femeninos, prostitutas y jefas de policía luchan por trasmitir intencionalidad con la ropa, el maquillaje y la forma de peinarse. La atlética Robin Wright con wet look y chaquetas impecables hace contraste con el personaje interpretado por Ana de Armas, mucho más seductor e inocente. El abrigo transparente de la bella Joi, de Armas, es perfectamente el clon del abrigo más fotografiado de esta temporada, firmado por Calvin Klein.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *